lunes, 10 de enero de 2011

Razas Heroicas XI : Aasimar

Los apegos llevan a los celos. Entrénate para dejar ir todo lo que temes perder.

Lo que se sabe de ellos: Algunos los llaman "semiángeles", pero los aasimar son mucho más que eso. Bueno, la verdad es que bastante menos. Veréis, un semicelestial es algo muy raro, teniendo en cuenta de que se dice que los celestiales no tienen genitales (¿por qué te creías que eran puros y castos?). Tan sólo los caídos pueden tomar parte en actos sexuales. Bueno, el caso es que a veces un poder quiere recompensar a un legado de una forma original, por lo que le permite transmitir su esencia heroica a su descendencia. El resultado por veces origina un aasimar.

Aasimar es una palabra en celestial que significa algo así como "hombre-dios". De hecho, los aasimares a menudo se consideran elegidos por un poder al ser individuos perfeccionados e ideales de su respectiva raza. Un aasimar elfo tendrá una belleza sobrenatural, mientras que otro enano será increíblemente robusto y carismático. La gente suele tener muchas expectativas en ellos, por lo que se entrenan bastante para aumentar sus ya de por si, extraordinarias capacidades.

Y eso no es todo. Los aasimar son incapaces de morir completamente, dado que su destino es el de elevarse más allá de su parte mortal. Cuando mueren, su alma se reencarna de nuevo en una nueva criatura recién nacida. Algunos aasimar pueden recordar retazos de sus vidas pasadas, y usan este conocimiento para refinar sus ya excelsas técnicas y capacidades. Cuanto más recuerdan, antes alcanzan la plenitud en su vida actual, y más alto suben en el escalafón. Llegará un momento, dicen, en el que sencillamente recordarán todo lo que hayan vivido durante incontables vidas, llegando a poseer el conocimiento de un dios: entonces será el momento de avanzar y dejar atrás su pasado mortal. No se sabe si alguno lo ha conseguido, pero casi todos los aasimar parecen muy seguros de lo que dicen.

Características físicas: Un aasimar se parece a un miembro de su raza original, a excepción de unos cuantos aspectos. Para empezar, casi todos son individuos bellos que representan al ideal de su raza. En segundo lugar, todos poseen ojos sin pupilas, y en su lugar sus cuencas emiten un fulgor opalescente, dorado o plateado. A medida que crecen y viven, desarrollan otros rasgos sobrenaturales: les crecen plumas en la espalda, su piel cambia a un color dorado o esmeralda, y su voz se torna increíblemente dulce. Se dice que cuanto más temprano y cuantos más rasgos desarrolle un aasimar en su vida actual, más cerca está de convertirse en un dios.

Un aasimar tiene la esperanza de vida de un humano.

Psicología: No es de extrañar que estos tipos se consideren el ombligo del universo. La mayoría trata a los demás seres con paternalismo y condescendencia: al fin y al cabo, nadie es como ellos. Es imposible que los comprendan. Muchos por ello se convierten en individuos narcicistas y cortos de miras. Sin embargo, otros se sienten apenados de ser tan "extraordinarios", y no pocas veces desearían no estar irremediablemente atados a un destino épico. Estos individuos procuran ocultar sus rasgos como buenamente pueden y son personas humildes y empáticas.

Clase Predilecta: Los aasimar poseen un origen divino, por lo que es normal que se dediquen a oficios que favorezcan su contacto con los poderes. Paladín y Clérigo de los poderes del Bien suele ser la opción más frecuente para ellos. Algunos se convierten en Magos, puesto que sus conocimientos de vidas pasadas suele otorgarles un gran poder muy rápido. Otros recuerdan un pacto que hicieron hace mucho tiempo y recuperan poderes de Brujo Estelar o Feérico.

Alineamiento: Excusa decir que los aasimar suelen tender hacia el Bien y hacia la Ley. Los que no acepten su destino se vuelven Neutrales o Caóticos. Un aasimar malvado es un ser torturado y psicológicamente atormentado, por lo que no duran mucho.

Facción: Los aasimar suelen favorecer las facciones que alimenten su ego. Los Creyentes de la Fuente y los Signófilos son las opciones más obvias. Tampoco es tan raro que otros se metan en los Predestinados (al fin y al cabo, ¿no son ellos los protagonistas?). Los que tengan curiosidad en saber más de su pasado suelen afiliarse a los Sensibles, quienes favorecen el prisma de experiencias que a menudo compone la personalidad del aasimar. También se les ve en el Harmonium.

No hay comentarios: