lunes, 27 de diciembre de 2010

Las Facciones XV : La Orden Trascendental


Remoquete: Crípticos

Filosofía de la Facción: Esta gente dice que para que alguien forme parte del multiverso tiene que dejar de pensar y pasar a la acción. La acción sin razonamiento es la forma de pensamiento más pura. Cuando un tío puede saber lo que quiere sin necesidad de pensar en ello, pasa a formar parte del multiverso.

Así es: todo el mundo forma parte del multiverso y nada es ajeno a él. Por lo tanto, todo ser es capaz de saber la acción correcta que hay que hacer en cada momento. El problema empieza cuando a un patán le da por pensar y empieza a complicarlo todo. El pensamiento conduce a la duda y a la vacilación. Predomina por encima de los instintos y separa al individuo del multiverso. Para cuando el pobre tipo ha tomado la decisión el momento justo de realizar la acción ya ha pasado.

Por lo tanto, todo lo que hay que hacer es pensar deprisa, ¿no? No es tan fácil, ya lo saben. Cualquier patán puede dejarse ir y actuar sin pensar, pero no es lo mismo si no se tiene un objetivo claro. La gente tiene que esforzarse en conocerse a sí misma; aprender el funcionamiento de su propia mente e instintos hasta que se realicen las acciones correctas de forma automática. Esto se consigue entrenando el cuerpo y la mente. Los Crípticos deben entrenar su mente (la fuente de toda acción) y su cuerpo (el actor) para que se fundan en uno, igual como los ladrones se centran en sus habilidades. No existe diferencia entre ambas cosas, no hay separación entre pensamiento y movimiento. El cuerpo y la mente actúan a la vez; la mano se mueve antes de que el cerebro alcance el objeto.

¿Y para qué todo esto? Una vez nuestro cuerpo y nuestra mente están en total armonía, el espíritu entra en sintonía con el multiverso. El ser toma consciencia del objetivo del multiverso y sabe dónde y cómo debe ser.

Plano Principal de Influencia: La Orden es muy fuerte en el Elíseo, el plano del bien armónico. En Sigil, tienen su cuartel general en el Gran Gimnasio.

Aliados y Enemigos: Su creencia en que toda verdad nace del interior de uno mismo no hace que los Cripticos tengan grandes amigos o enemigos. La reacción general del resto de facciones es poco entusiasta, a excepción del Harmonium, el cual considera a los Crípticos como un peligro para la armonía universal.

Elegibilidad: La Orden Trascendental está abierta a cualquier personaje de alineamiento neutral.

Beneficios: Los miembros de la Orden Trascendental ganan Poderes de Temática (por editar). Además, también reciben una nueva lista de Dotes, Poderes y Sendas de Parangón exclusiva para ellos.

Restricciones: Los Crípticos sufren una restricción única, debido a que siempre actúan sin pensar: durante el juego, tan pronto el jugador que controla el Críptico dice que su personaje piensa o hace algo, su personaje lo hace. El jugador no puede decir "¡Ah, no, no vale, quiero hacer otra cosa!"; la gente que es incapaz de tomar decisiones rápidas no tiene cabida en la facción.

No hay comentarios: