viernes, 24 de diciembre de 2010

Las Facciones XIII : El Signo del Uno


Remoquete: Signófilos

Filosofía de la Facción: Todo el mundo, cada indivíduo es único. Esta es la mayor gloria del universo; que cada criatura viva o muerta es diferente de las demás. Resulta obvio, consecuentemente, que el mundo está centrado en cada uno de nosotros, o así lo hacen saber los miembros de la facción. "Está muy claro, infiel", diría cualquier Signófilo, "el mundo existe tan sólo porque somos capaces de imaginarlo. Sin el Yo, el multiverso dejaría de existir". Por lo tanto, cada Signófilo es la persona más importante del multiverso. El resto de facciones desaparecerían automáticamente si por lo menos no hubiera un Signófilo para imaginarlas.

Por todo lo reseñado anteriormente, ¡patán! Más vale que seas amable con los Signófilos. Porque les puede dar por imaginar que tu cuerpo desaparece de esta existencia. ¿Que no crees que puedan hacerlo? Puede que no, pero yo no pienso tentarles. Mucha gente desaparece sin dejar rastro, y más de uno era enemigo de los Signófilos. Esto hace darle vueltas al melón, ¿o no?

Algún listillo podrá preguntar: ¿y qué pasa si dos Signófilos no están de acuerdo? ¿Qué pasa si piensan cosas diferentes? ¿Qué pasa entonces, eh? Después de todo, el multiverso es igual para todos. La respuesta es sencilla para un Signófilo: si él es el centro del universo, obviamente el resto es pura imaginación. Así de sencillo. Nadie más existe aparte de como él mismo los imagina, y con el multiverso ocurre lo mismo. ¿Cómo podría ser de otra forma?

Mucha gente no acepta esta idea. Después de todo, subrayan que tienen emociones, sentimientos, su propio yo, que demuestran que los Signófilos están equivocados. Mientras tanto, los Signófilos simplemente dicen que ya se lo imaginaban. Lo que piensen o sientan los demás no es real, sólo lo es aquello que piensa y siente el Signófilo. ¿Pues quién está imaginando el multiverso, en realidad? Incluso los Signófilos no están seguros de la respuesta. Es uno de ellos, pero no se ponen de acuerdo en quién. La apuesta más segura es seguir en la facción porque cualquiera de sus miembros puede ser la fuente de todo. ¡Tenlo siempre presente, patán!

Plano Principal de Influencia: Los Signófilos son más fuertes en las llanuras de las Tierras de las Bestias que en ningún otro sitio. Dentro de los límites de Sigil su sede está en el Parlamento.

Aliados y Enemigos: Las filosofías de los Signófilos y los Sensibles comparten algunos puntos de vista, por lo que acostumbran a ser aliados naturales. Los Signófilos también acostumbran a encontrar nuevos miembros entre los Sinpistas, que suelen sentirse reconfortados al pensar que son el centro de todo. El Harmonium encuentra que los Signófilos son una molestia y la Cábala de la Desolación está eternamente enfrentada a sus planteamientos.

Elegibilidad: El Signo del Uno está abierto a todas las razas, clases y alineamientos, aunque los personales legales buenos o legales neutrales encuentran muy difícil compartir la filosofía de los Signófilos.

Beneficios: Los Signófilos ganan un Poder de Temática (por editar). Asímismo, también acceden a nuevas listas de Poderes, Dotes y Sendas de Parangón disponibles para su facción.

Restricciones: Es posible que sea una consecuencia de su inmenso ego, pero los Signófilos tienen duras dificultades cuando intentan comprender los motivos y sentimientos de los demás, e incluso del mundo a su alrededor. Sufren un -3 a las pruebas dependientes de Perspicacia y Percepción.

No hay comentarios: